Recre, mentiras y cucarachas

El Recre pide entrar en concurso de acreedores y to dios se frota las manos. Unos, nerviosos por lo que pueda pasar; otros se relamen de gusto, montan cien blogs y se tiran directamente a la piscina, conscientes de que ésta será su única baza contra Perico, porque no tienen nada ni nadie capaz de transmitir algo a los onubenses, ni siquiera la fuerza de las siglas de un partido como el suyo, otrora cargado de esos valores que atrapan el corazón. Unos piensan en lo que pueden perder, y preparan el terreno a posibles soluciones ‘explosivas’, prefiero no pensar cuáles; otros, los que se relamen, acechan, cuchillo en ristre, bajo los matojos del Nuevo Colombino. La clase política da pena.

No se engañen: todos mienten. House lo tiene muy claro, y yo también. No hay político (dirigente de partido, entiéndase) que no mienta. Y es este lamentable comportamiento el que está acabando con la imagen del político de siempre, aquel entregado a su causa social e ideológica, o símplemente a su tierra, y de los que por suerte quedan muchos desparramados por centenares de pueblos y ciudades de España. Pero no mandan en los partidos. Para eso hay que ser mentiroso, y algunas cosas más.

El asunto de la entrada del Recreativo de Huelva en el procedimiento marcado por la Ley Concursal es un claro ejemplo de que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Durante casi una década, los políticos de un lado han mantenido por activa y por pasiva el argumento del endeudamiento cero, el del club humilde que está donde está gracias a una gestión de 10. Todos lo creímos porque lo vimos. Llegó el mal tiempo y el paraguas de la austeridad se quedó pequeño. Había que tirar el viejo y comprar uno nuevo, pero no se hablaba de eso. “No se dan cuenta de que este paraguas es más grande”, decían, “así que pa qué vamos a decir na”.

Y así anduvo la cosa hasta que de la mano de los socialistas (porque los periodistas ni siquiera se dignan a asomarse por las cuentas, registradas, de la sociedad) salió a la luz la deuda que arrastraba el Recreativo, se descubrió el paraguas, y llovió más fuerte. Había hasta quien tiraba cubos desde el balcón, para mojar más. Para joder.

Junta de accionistas, reconocimiento de deuda, ampliación de capital… Varios meses más tarde, en concreto hace unos días, se anunciaba públicamente la presentación ante el Juzgado de lo Mercantil de Huelva (digo ‘EL’ juzgado porque solo hay uno) de la petición de sometimiento a Ley Concursal, a concurso de acreedores, antigua suspensión de pagos. No es una quiebra, contra lo que quieren vender los de la otra parte (los que denunciaron la única opción posible de salvar al Recreativo a finales de los noventa -a costa, eso sí, de un movimiento especulativo digno de la época, que hoy se muere del asco-. Los que denuncian el uso político del Recre haciendo uso político del Recre).

Vivo en Ley Concursal, y no es el fin del mundo. En muchos casos es la única salida a situaciones de tesorería insostenibles. En otros, es la mejor salida a un problema de liquidez y endeudamiento. Éste es el caso de Recre. No se va acabar con el equipo, no está en quiebra, no se ha hundido, mal que le pese a alguno. La afición recreativista, que esa sí que es dueña (somos dueños) del Decano, no puede dejarse engañar, ni por los unos ni por los otros.

Tratarán de agarrarse a este asunto para hacer todo el daño posible al rival, lícito en tiempos de guerra, pero no cuando hay ‘civiles’ de por medio. Algunos apelarán a las mentiras del alcalde y la directiva, por supuesto sin sacar la foto de Ceada entregando el cheque de la falsa salvación, y atacarán por diestra y siniestra.

Todos intentarán engañarnos. En algunos casos lo conseguirán, quizás en muchos. Pero hay algo en lo que no deben influir jamás: nuestro sentimiento, especial, hacia un equipo que no es sólo fútbol, porque es Huelva en sí. Subestimada, desgraciaíta y mal gobernada. Pero con mucho corazón.

Y vosotros, políticos, recordad que la mentira tiene las patitas cortas, como las cucarachas (que es lo que parecéis a veces).

Anuncios

Acerca de pacomuñoz


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: